Trucos / Tips

¡Móvil al agua! ¿Qué hago?

Ves el agua del mar y vas directo sin pensar que tu móvil está dentro del bolsillo de ese bañador que no sabes por qué, pero tiene bolsillos.
Se te cae en el wáter, en la bañera, en el cubo de la fregona… El peligro de que tu teléfono se sumerja en una excursión mortal con el agua es real.

Hay muchos mitos y verdades o medias verdades sobre que hacer cuando esto ocurre.
¡Vamos allá!

Arroz, ¿sí o no?
Seguro que alguien te ha dicho que ha metido su móvil en una taza de arroz y ha resucitado. Antes de probarlo, te explicamos algunas cosas.
Es cierto que el arroz, que contiene almidón, tiene propiedades absorbentes, pero esto no será suficiente para absorber el líquido de los circuitos internos.
¡Con lo cual consideramos este mito como falso!
Como mucho podrás conseguir un sushi de móvil.

¿Secador de pelo?
¡NO! Utilizar un secador de pelo puede ser una muy mala solución. Seguro que alguna vez has visto que el secador antes de secar las gotitas las mueve. Es posible que con un secador expandas el agua por lugares a los que quizá no ha llegado. Haciendo esto, corres el más que probable riesgo de provocar un cortocircuito o de malograr algún componente con la temperatura alta del aire caliente.

¿Qué hacer?
De ante mano, decir que los milagros no existen, y hay una posibilidad grande de que el terminal deje de funcionar, pero como en todo, el tiempo es oro y hay oportunidades de salvarlo.

1 – Sácalo del agua cuánto antes.
Suena muy lógico, pero a veces lamentándote de que haya caído al agua, pierdes unos valiosos segundos en los que podrías conseguir que el agua no penetrara dentro.
En cuánto se caiga al agua, no pienses, inmediatamente sácalo.

2 – Déjalo como está
Sí se ha apagado, no trates de encenderlo. Podrías provocar un cortocircuito encendiéndolo o esparcir el agua adentro apretando los botones.

3- Sécalo rápidamente
Con un trapo o servilleta absorvente sécalo tanto como puedas. Sacúdelo hacia abajo para que salga el agua de los agujeros de carga y auriculares.
Si crees que queda agua dentro, sopla de forma suave no vayas a provocar el efecto secador.

4 – Saca todo lo que puedas.
Tarjeta SIM, tarjeta de memoria y batería, si puede ser, deben ir fuera.

5 – Llévalo a un sitio especializado.
No te compliques más, no mires tutoriales de Youtube, sin duda lo mejor es que lo lleves a sitios especializados en reparación. Allí sabrán que hacer, tendrán los materiales adecuados y tendrán más posibilidades de rescatarlo.

 

SOLUCIÓN DE URGENCIA
Sabes que las cosas, a veces pasan cuando menos soluciones hay. Un domingo por la tarde, por ejemplo.
Si no hay más alternativas, aquí va un pequeño truquillo.
¿Sabes esas bolsitas de Gel de Sílice que vienen en un montón de cosas que compras? Sí esas que siempre tiras.
¡Pues guárdalas! Pueden serte una solución límite con suerte.
Vacía las bolitas en un vaso y mete tú móvil ahí. Déjalo 3 días y ¡suerte! Sí, la solución que todo el mundo dice del arroz, pero con un componente mucho más absorbente.

Y como siempre, no dudes en contactarnos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*