Consejos para que un hacker no te fastidie las vacaciones.

Año tras año vamos interiorizando las consignas que nos dan para mantener nuestra casa sin robos mientras no estamos en ella.
Las persianas, luces, no publicar en redes que no estamos en casa… pero, ¿Tomamos medidas para que no nos hackeen durante nuestros días libres?
Seguramente nos relajamos en nuestras vacaciones, y es el ciberdelincuente, que no descansa, quien se aprovecha de ello.
Robar datos personales, fotos privadas, contactos, datos bancarios…son algunas de las cosas que podría pasarte.
Quédate que aquí te damos algunos consejos para que los hackers lo tengan más difícil.

1 – Reserva en sitios fiables.
Tus vacaciones empiezan en casa desde la planificación. No te la juegues desde el principio. Haz la reserva desde sitios seguros y reconocidos. Vigila con los anuncios falsos y las gangas. Nadie te va a regalar nada, sé inteligente.

2 – Vigila tus conexiones.
Bluetooth, Wifi o GPS pueden dar muchas pistas. Lo recomendable es que solo las actives cuando vayas a hacer un uso real de ellas. Vigila al hacer una desconexión completa si vinculas tu bluetooth con el coche de alquiler. Además, los nombres de tu WIFI o Bluetooth pueden dar pistas sobre tu dispositivo. Pon nombres disuasorios.

3 – Si puedes, no te conectes a WiFis públicas.
Llegas al hotel y preguntas por la WiFi antes que por los horarios de piscina o restaurante. Asegúrate de que la red está cifrada. A menudo se trata de redes públicas sin protección, e incluso infectadas, haciendo que tus datos estén disponibles para cualquiera que tenga accesos.
Si no aguantas sin conectarte, intenta no acceder a tus cuentas bancarias o correo electrónico. Tus accesos van a estar sin protección y visibles para alguien que controle un poco.

4 – Cargadores USB púbicos. ¡Cuidado!
Te quedas sin batería y te entran todos los males. Trenes, aviones, autobuses, aeropuertos… en ellos puedes encontrar cargadores públicos USB. A menudo los ciberdelincuentes manipulan estos cargadores para obtener información al conectarlos a tu dispositivo.
Además, si encuentras un pen drive, ni se te ocurra ponerlo en tu ordenador. Puede ser un truco para infectar fácilmente tu dispositivo.

5 – No te despistes con tus dispositivos
Vigílalos! Algunos no quieren hackearte el smartphone, directamente van a querer robártelo mientras te quedes boquiabierto con el monumento asombroso que estés viendo. ¡Cuidado! Por si acaso, ten siempre hecha una copia de seguridad.

6 – ¡Disfruta de las vacaciones!
No te olvides de vivir lo que haces. No hace falta que lo compartas todo. Desconecta, que además, si la gente ve que te lo estás pasando demasiado bien por Instagram, a lo mejor te odia un poco.
Y como siempre, si tienes alguna duda, contáctanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*